miércoles, 15 de junio de 2016

Entrevista a Monseñor Athanasius Schneider



Devastadora crisis de la Iglesia: "No se requiere ninguna prueba más"
La vida de la iglesia está marcando en muchos países una profunda crisis de fe. Así le dijo el obispo auxiliar Kazajstán-alemán, Atanasio Schneider al profesor de filosofía austriaco Thomas Stark. en una entrevista con él

Devastadora crisis de la Iglesia: "No se requiere ninguna prueba más"


Schneider señala que la fe es el fundamento de la Iglesia, y continúa: "Si la base está mal o se debilita, entonces el edificio es poco a poco torcido o dañado gravemente con el tiempo."

La causa de la crisis de la iglesia se sitúa en el clero. El clero se ha infectado con su poca fe del pueblo de Dios. Por lo tanto una sólida formación sacerdotal, para Schneider, sería la solución al problema. La teología enseña que debe permanecer sobre la base de Santo Tomás de Aquino. La celebración de la liturgia en los seminarios debe ser digna. La vida espiritual de los candidatos se debe consolidar.

Es irresponsable no hablar hasta la crisis.

El profesor Stark apunta a las palabras de Cristo, en las que: las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia. Cita: "Algunas personas las vieron optimistas, aprovecharon la cita, y luego dijeron:. 'Todo no es tan malo". El obispo Schneider considera que esa evaluación optimista "no es realista".

"No podemos cerrar los ojos o esconder la cabeza en la arena y decir que en realidad: '. Todo está bien'. Es un error. Eso lo vemos. No requiere una gran evidencia más. Sería irresponsable si decimos que está bien o no es tan malo. Es malo. Si nosotros, en la vida de los males evidentes la Iglesia, podemos ahora decir que no significa ser pesimista sino que es la realidad, esta es la preocupación acerca de la fe de la Iglesia. Si un padre tiene una gran necesidad, en la familia, de decir ... "no es tan malo, no se debe hacer nada, será resuelto de alguna manera ", entonces eso es irresponsable. Un padre debe, si hay una crisis grave, buscar ayuda y soluciones. Así también en la iglesia."

Cardenales que proclaman herejías:

El profesor Stark dice al obispo auxiliar Schneider en su declaración, que cada vez más personas sentadas en los puntos de conexión con la Iglesia no poseen la fe católica por completo. Schneider responde con referencia a los dos últimos Sínodos de los Obispos:

"Se trata de personas que han llegado a los pasillos del poder de la Iglesia - cardenales, por ejemplo, que están de acuerdo con el Papa, el cargo más alto de la iglesia. En los últimos años hemos experimentado que, han habido cardenales de cuyas bocas habían salido palabras... que estaban en contra de la fe católica. Esto es por supuesto muy triste ".

La comunión para los adúlteros no es posible:

El obispo Schneider pide correcciones para Amoris Laetitia, de lo contrario "la incertidumbre, la ambigüedad y la aplicación errónea se propagarán aún más." Juan Pablo II. y Benedicto XVI. quienes han dicho: "Que ésta práctica se basa en la Palabra de Dios, es decir; en La Revelación. Por lo tanto, es infalíble", habrían prohibido la comunión a los vueltos a casar sin excepción, . No fué un invento de Juan Pablo ll para la práctica constante de la Iglesia.

Usted no podría alejarse de este punto incluso bajo la condición de reducción de la déuda [pecado] "Eso sería abuso de la confianza" [deslealtad]
Eso sería, como dijo el cardenal Kasper, una evolución, pero se podría cambiar de opinión: ". Mientras uno tiene la honestidad intelectual, hay que decir que se trata de una contradicción - de lo contrario somos gnósticos, sofistas"

Schneider señala que la comunión de los adúlteros es tolerada en algunas iglesias locales durante años: "Esta práctica es recomendada por Amoris Laetitia ." Este reclamo se extenderá - si no viene la corrección del Vaticano - como una metástasis por todo el cuerpo.

El Obispo animó a los sacerdotes que se ven obligados por sus propios superiores, para que los adúlteros reciban la comunión, que se basen en la práctica de la Iglesia de los últimos 2000 años: "El cura aún debe estar preparado para su cargo de pastor, aunque pierda su parroquia, porque a Dios defiende y no a sí mismo ".

En defensa del sacerdote, Schneider dijo, que la comunión es algo que no le pertenece a él solo, pero se le ha confiado: "En última instancia es por la fe y para la fe, por la que incluso uno debe estar preparado para morir. ¿Que tan bueno es este sacerdote, este obispo, si gana aquí por este corto tiempo de vida algo: un despacho parroquial, una reputación entre la gente? La rapidez con que pasa el tiempo, y él esta vacío! De pronto, se presenta ante el tribunal de Dios, delante de la Verdad Eterna, inexorable. Allí se le hace responsable. Puesto que ningún Papa está de pie junto a él. Ningún obispo. No hay periódicos. Sin opinión pública. Él a solas con su conciencia delante de Dios ".

En la actual "situación muy grave" el obispo Schneider reclama, "que a veces hay que ser un profesor delante de sus superiores eclesiásticos:" Como en otros tiempos los hubo en la historia de la iglesia. No muy a menudo, en raras ocasiones, pero existían. Por lo tanto, no deben sorprenderse. No hemos hecho nuestro compromiso bautismal con el Papa, los obispos, no, no es con nuestro pastor, ni con el periódico, ó la Conferencia Episcopal. Hemos dado nuestro bautismo a Jesús, la Verdad Eterna. Tenemos que hablar ".

Cristo es el único Salvador - también de los Judios:

Schneider insiste en que la Iglesia ha formulado sus pronunciamientos de una manera única. En la Ley de Tráfico, sería irresponsable que la directiva adoptase: "Usted puede saltarse una luz roja o no."

Del mismo modo, los documentos de la Iglesia, sobre las cosas de la vida eterna, deben dar instrucciones claras. Cosas tales como los mandamientos de Dios o la unicidad de la salvación a través de Jesucristo. "No hay ninguna otra manera sin él - ni siquiera en el judaísmo hoy. Él es el único Salvador de todos, incluso de los judíos de hoy en día."

Obispo Schneider hace hincapié en que sólo hay una iglesia, la Iglesia Católica: ". Fuera de la Iglesia no hay salvación, es decir, fuera de Cristo no hay salvación"

La Misa tradicional e incluso la señal de la cruz, vienen desde el siglo Vlll.

En cuanto a la Misa advierte el obispo que está degenerando en un "espectáculo". Lo cual hace de la liturgia un acontecimiento a partir del cual se puede decir: "Hemos visto la gloria del hombre."

Schneider opina que el progreso del antigüo rito fue revivido en el año 2007. Tenía más de mil años ", con muchos frutos, aportaba una gran vida de la iglesia gloriosa". Por el contrario, con la reforma litúrgica habían desaparecido después del Vaticano ll, principalmente los frutos de mayor reverencia y devoción. Tuvo más el efecto de los frutos de culto humano.

Schneider desafía el término "liturgia tridentina". El obispo habla de "la liturgia de los padres" y "la Santa liturgia".

La misa antigua es muy anterior al Concilio de Trento (1545-1563). La estructura de la misa tradicional, todos los gestos y los signos de la cruz pueden ser detectados desde manuscritos que datan del siglo Vlll, ". El Consejo Tridentino no fue del siglo Vlll."

El obispo Schneider consideró el motu proprio Summorum Pontificum de Benedicto XVI, que ha puesto a disposición de nuevo a la liturgia tradicional como, "uno de los mayores actos de su pontificado".

[Artículo original en alemán]

Traducido por: Fiel A Cristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario