sábado, 25 de junio de 2016

¿Qué se decidió realmente en el Concilio?







--------------------------------------------------------------------

Mi canal es tu canal, suscríbete y sé bienvenido...

Por Siempre Fiel A Cristo. https://goo.gl/DGIvsQ

--------------------------------------------------------------------

Con frecuencia se habla del Concilio Vaticano II muy vagamente, sin saber exactamente lo que se decidió en él.



Sin analizar en profundidad las consecuencias teológicas, aunque se intuyan por sus nefastos frutos, vamos a repasar lo que supuso desde el punto de vista histórico con hechos objetivos. Espero que este sencillo resumen les pueda servir para comprender a grandes rasgos lo que pasó en el Concilio y comprender de este modo muchos de los males actuales de la Iglesia.



Enmarcado en el tiempo



El Concilio Vaticano II fue inaugurado por Juan XXIII el 11 de Octubre de 1962 y clausurado por Pablo VI el 8 de diciembre de 1965. Se celebraron 4 grandes sesiones de trabajo donde se tomaron decisiones, cuyas consecuencias resultaron tristemente trascendentales para la Iglesia contemporánea.



Las consecuencias del Concilio no pudieron ser más nefastas según reconocía ya el propio Cardenal Ratzinger a principios de los 80.



Gran división



Desde el principio quedó clara una gran división: Cardenales conservadores y tradicionales por un lado y por el otro, progresistas y liberales. En líneas generales la división seguía al principio, líneas geográficas.



En aquel momento inicial los episcopados de España, Italia, Iberoamérica y Estados Unidos eran la principal reserva conservadora. Pero su fuerza se veía contrarestada por la llamada Alianza del Rhin, según la denominación periodística, también llamada Alianza Europea, formada por los cardenales de Alemania, Bélgica, Holanda y la mayor parte de Francia, claramente influida por las ideas de aproximación al protestantismo.



Desde el principio quedó claro que el “bando” conservador estaba desorganizado, carecía de líderes claros y no tenía ninguna estrategia de defensa viable. Por contra, la Alianza del Rhin actuó desde el principio de forma decidida y audaz teniendo perfectamente claros sus objetivos de imponer su agenda progresista en la Iglesia. Contaron con el claro apoyo de los Papas Juan XXIII y Pablo VI. El primero de ellos decía: “La vida cristiana no es colección de costumbres antiguas”.



Durante el Concilio se insistió mucho que no era un Concilio Dogmático sino meramente Pastoral y por tanto lo que se decidiese no iba a afectar al dogma. Seguir leyendo: http://goo.gl/Vm7Imt

No hay comentarios:

Publicar un comentario