lunes, 11 de julio de 2016

Entre la Gran Ramera y la Mujer vestida de sol. / J. Manuel De La Prada.







--------------------------------------------------------------------

Mi canal es tu canal, suscríbete y sé bienvenido...

Por Siempre Fiel A Cristo. https://goo.gl/DGIvsQ

--------------------------------------------------------------------

Son muchos los lectores que me escriben inquietos, algunos muy lastimados en sus creencias, otros en un estado de angustia próximo a la pérdida de la fe, suplicándome que me pronuncie sobre tal o cual desvarío eclesiástico. Durante muchos años ofrecí mi jeta desnuda para que me la partieran los enemigos de la fe; hasta que, cierto día, empezaron a partírmela también (¡y con qué saña!) sus presuntos guardianes.



Hoy atravieso una noche oscura del alma de incierta salida; por lo que, sintiéndolo mucho, no puedo atender las solicitudes de mis lectores angustiados, sino en todo caso sumarme a su tribulación. En cambio, les recordaré un pasaje de las Escrituras que, en momentos tenebrosos, conviene tener presente, para que no muera la esperanza. Y estas líneas serán las últimas que dedique a esta cuestión desgarradora. Seguir leyendo: http://goo.gl/OJDdBH

No hay comentarios:

Publicar un comentario